contacto@gemaruiz.es   ·   +34 619 10 19 53

Blog

No sé quién soy

Enhorabuena si algo en ti siente “Ya no se quien soy”, porque esto significaría que has dejado de buscar tu identidad en el pensamiento, de buscar definiciones conceptuales que den un sentido de tu “yo”

La mayoría de las personas nos identificamos con la voz en nuestra cabeza, con ese torrente de pensamientos involuntarios y compulsivos y con las emociones que los acompañan y manejan nuestra vida. Podríamos decir que estamos poseídos por nuestra mente, es decir por nuestro ego

Todos los humanos tenemos un ego, que nace cuando me identifico con las cosas, los conceptos, ideas, creencias, pensamientos. Cuando los hago “míos”, entonces yo soy, gracias a ellos

Pero ¿yo soy eso en realidad? ¿Si no los tuviera dejaría de ser?

Por supuesto que no.

Para definir lo que nos rodea y a nosotros mismos usamos conceptos o etiquetas mentales y si contestara la mente, diría: “soy mujer, estoy casada, soy enfermera, vivo en Madrid…”

Pero en realidad yo no soy eso, esas definiciones sobre mi, son mi envoltura, digamos.

Esto es lo que Eckhart Tolle llama “la identificación con la forma”. Me identifico con mi profesión, mi posición social, mis creencias, mi imagen. Cuando en realidad, esto es lo que soy temporalmente en el mundo de las formas

 

Lo que soy en realidad, está mas allá, en un lugar mas profundo, donde vive mi ser, mi conciencia. “Somos la conciencia sin forma que hay mas allá de todo eso, somos aquello que no podemos definir con palabras”, dice Echkart

Por eso cuando reconocemos no saber quienes somos, estamos mas cerca que nunca de saber quienes somos. Sencillamente estamos abandonando el hábito de definirnos a través de lo que hacemos, lo que tenemos, lo que hemos conseguido o hemos perdido

 

SOMOS CONCIENCIA

Si decidimos emprender un viaje, el mapa serían los pensamientos y las vivencias, lo que sentimos y experimentamos sería la conciencia. La conciencia solo se puede dar en el momento presente, es decir cuando atrapo esa emoción o me hago consciente de lo que estoy viviendo en este mismo instante. Como a la mente le encanta estar siempre en el pasado y en el futuro y es enemiga del momento presente, casi nunca vivimos con conciencia.

“Es el espacio donde la vida ocurre, no las cosas que ocurren”

La conciencia es el espacio que hay entre dos pensamientos. Es donde viven las experiencias, los sentidos, las percepciones, las intuiciones. Es sentir la vida que existe dentro de “las formas”, dentro del árbol, de mi cuerpo. Sentir mi respiración, la energía que corre a través de mi. Es vivir desde lo que siento en vez de vivir desde lo que pienso

Como dice Tolle: “Un exceso de identificación con la mente, supone un obstáculo que nos impide conectar con nuestro estado natural de la vida y el ser. Con el sentido de conexión, de unidad con el todo, con la naturaleza y la vida en su conjunto”

En este espacio reside la paz, la alegría, la felicidad. La creatividad, el amor y la compasión son sus ejes

 

EL NUCLEO DEL EGO

Como creo que el pensador soy yo, hay un sentido del yo en cada pensamiento. Es decir que yo existo porque tengo recuerdos, una historia personal que me recuerda mis éxitos o desdichas, porque tengo opiniones y puntos de vista, un rol en la sociedad, unas posesiones, que me aportan un sentido de quien soy. Pero como todas las formas son efímeras, ¡sino que se lo digan a mi cuerpo que esta cambiando cada día!. Por eso el ego siempre esta luchando por la supervivencia, siempre buscando protegerse, defenderse, parecer mas y en definitiva no morir.

El ego vive en un constante enfrentamiento con los demás. Vive en la guerra, en la oposición

¿Nos suena esto a algo? ¿Quizá a las naciones y sus guerras? Y a nosotros mismos

 

SUPERVIVENCIA DEL EGO

Así que como el ego utiliza sus propios mecanismos para sobrevivir y se nutre energéticamente de ellos, se encarga de que estén activados siempre que vea que lo necesita

Quejas

La queja es una interpretación que nuestra mente hace y que nos creemos por completo, sobre los demás. Criticamos, juzgamos, insultamos y gritamos. En ese momento vivimos en la inconsciencia porque nos creemos lo que pensamos y en la necesidad de defenderlo a toda costa. Mientras critico me siento superior al otro y me permite sentir aunque solo sea por un momento que soy mas. Mi mente repite “esto no debería estar pasando”, “esto es indignante”, “No pienso consentirlo”…

Resentimiento

Es la emoción que acompaña a la queja y al mecanismo de etiquetar mentalmente a la gente. Y esto le añade aun mas energía al ego. Sentirse indignado, amargado, agraviado, ofendido, con ira y rencor, son las estrategias del ego. Y así convierto en mi identidad la inconsciencia de los demás y me afecta la codicia, la deshonestidad, la falta de amor y de atención, de los demás. Y solo consigo vivir en un eterno resentimiento por lo que me han hecho, o no me han hecho, lo que me han dicho, o no me han dicho, por lo que deberían o no deberían haber hecho. Y así pongo mi bienestar y felicidad en manos de los demás

Ver enemigos

Como el ego siempre esta a la defensiva, a veces ve enemigos donde no los hay y la culpa que percibimos en otros, ni siquiera existe. A veces se trata de un malentendido, de una interpretación de los hechos desde mi punto de vista y de una proyección de mi mente para ver enemigos

Otras veces puede que la culpa exista, pero al centrarme solo en ella, la magnifico y eso contra lo que reacciono toma mas fuerza en mi mismo

 

PAZ O DRAMA

El ego se alimenta del drama, del lío y si puede implicar a otros para que no estén en paz, mejor. ¿Cómo estar en paz ahora? El ego está resentido con la realidad, con lo que es, con lo que hay en este momento

Preguntaté ¿vivo en la paz o en el drama? Si el drama se apodera de tu vida, hazte consciente de qué temas son los que se repiten para saber mas sobre ti mismo o consulta a quien pueda darte una visión mas imparcial.

Lo cierto es que siempre podemos elegir entre la paz o el drama en nuestra vida, incluso cuando no nos tratan bien

Cuenta Eckhart que un día llegó a su casa un fontanero muy desagradable y mal educado incluso, que le hablaba mal cuando le preguntaba. Como bien sabemos lo normal para nuestra mente habría sido contestarle igual, pero el le contestaba muy tranquilo, afectuoso y con cariño, como si no se diera cuenta de su agresividad. Poco a poco el señor se fue relajando hasta que al final cambió totalmente su actitud por otra mucho mas cordial y relajada. Probablemente hacía mucho tiempo que su ego no le permitía dejar de defenderse y sentir paz

 

PAPELES DEL EGO

¿Cuándo me siento superior o inferior a otros? ¿Cambio mi forma de hablar según con quien me relacione?

Como el ego necesita energía para sobrevivir buscará la atención de los demás de cualquier forma, por lo que inventa constantemente nuevos roles desde donde actuar

El ego positivo

Necesita atención y la consigue siendo buena persona, aplicado, de personalidad abierta y exitosa. De esta forma logrará felicitaciones y reconocimiento. Lo que esconde este tipo de ego es un miedo oculto a ser inferior

El ego negativo

Como también necesita atención la conseguirá aunque sea desde la timidez o en su lado mas extremo portándose mal, desarrollando una personalidad desadaptada o incluso criminal. ¡Aunque sea por algo malo, se fijarán en mi!, piensa. Las mujeres maltratadas también funcionan con este tipo de ego, que permite los malos tratos desde una distorsionada necesidad de ser queridas, aunque sea desde el dolor

El ego víctima

Cuando las cosas nos van mal, estamos enfermos, nos pasan cosas malas, mi ego podría instalarse en el papel de víctima y recibir la atención que quizá de otra forma no conseguiría. “Pobre de mi…”

Hay que estar muy atentos para no crear este tipo de experiencias en nuestra vida que supondrían un precio muy alto al hecho de recibir atención

El ego de los enamorados

Al principio los enamorados esconden su ego, pero después… suele reaparecer y culpar a la pareja, por no ser capaz de eliminar el miedo y la sensación de carencia

 

 El ego de los padres

El papel de madre o padre es necesario por supuesto, pero cuando nos apegamos a el y no podemos abandonarlo en su debido momento, todos sufriremos. Nuestros hijos porque no se sentirán aceptados y nosotros por no aceptar la nueva realidad

 

RELACIONES HUMANAS

Ya que nuestro ego nos maneja sin darnos cuenta a todos, en realidad las relaciones que mantenemos con los demás, en muchas ocasiones se dan de ego a ego. Desde mi imagen y etiqueta mental de mi mismo, me relaciono con la imagen y etiqueta mental del otro. Esta forma de relacionarnos nos resulta poco auténtica y dehumanizada porque no nos relacionamos desde el ser humano que soy

Gasto mucha energía en mantener esta imagen y esto agota y me desconecta de la alegría, plenitud y corazón en lo que hago. Así la realidad y las relaciones comienzan a ser cada vez mas monótonas, faltas de brillo y autenticidad y algunas incluso movidas por el interés personal y económico. Pierden fuerza, luz, intensidad y no nos llenan. Y volvemos a casa después de un día rodeados de gente, sintiéndonos mas solos que cuando salimos.

Las relaciones de ayuda, en cambio son las únicas que parecen llenarnos plenamente, ya sea a nivel familiar, de amigos o incluso a nivel profesional a través de Ong´s, porque al dar, me olvido de mi imagen y me relaciono desde el ser, con el ser de la otra persona

  

¿COMO SUPERAR EL EGO?

  • Desarrolla el hábito de la observación de tus pensamientos y sentimientos para saber como reaccionas en cada momento. Aunque a veces, no puedas parar el torrente de emociones o palabras, en el momento que ocurren, ya hay una parte consciente en ti, que sabe que esta ocurriendo
  • La meditación y tomar conciencia del momento presente entrando en las sensaciones de tu cuerpo
  • Percibe cuando los demás hablan desde su ego, criticando o provocándote para que te enganches. Si te haces consciente de ello, ya no tienes por que reaccionar a su inconsciencia, desde tu inconsciencia
  • Se sincero contigo mismo y trata de reconocer cómo muchas cosas que no soportas en los demás también son tuyas. Por ejemplo intenta hacerlo con tus padres
  • Cuando te descubras defendiendo alguna opinión con demasiado ímpetu, toma distancia de lo que piensas porque probablemente es ego
  • Surgirá en ti, la compasión por los demás y por ti mismo cuando reconozcas que todos sufrimos la misma enfermedad de identificación
  • El perdón surge de forma natural cuando descubres que no tiene sentido, esta guerra, oposición o conflicto. Que no merece la pena perder a alguien, para que tu ego, sobreviva
  • No resistirnos a lo que es, lo que sucede en nuestras vidas. Vivirlo desde la aceptación del momento presente

 

SINTOMATOLOGÍA DEL EGO

  • Infelicidad de fondo
  • Insatisfacción y vacío
  • Querer tener razón siempre
  • Reaccionar sin pensar
  • Negatividad
  • Sensación de estar enfado sin motivo
  • Rabia, resentimiento
  • Irritación, impaciencia, nerviosismo
  • Hartazgo, descontento
  • Pensar o proyectarme siempre en el futuro
  • Sentimiento de separación de los demás, del mundo
  • Mentir para parecer mas importante o especial
  • Me tomo las cosas de forma personal
  • Siempre estoy ofendido
  • No estar a gusto en ninguna situación

 

RESPONSABILIZATE DE LO QUE SIENTES

¿Hay negatividad en mi en este momento? Y después ponte alerta y observa lo que sientes

Acepta la responsabilidad de tu propio estado interior en cualquier momento dado

Vivir conscientemente implica una responsabilidad con lo que pensamos, sentimos y emitimos

Localiza la infelicidad de fondo en cualquiera de sus formas

 

No hay comentarios
Publica un comentario