contacto@gemaruiz.es   ·   +34 619 10 19 53

Blog

Cambia el enfoque: Descúbrete con «Los espejos de tu vida»

¡Alicia en el País de las Maravillas somos todos! Sólo hay que aprender algunos truquitos mágicos para entender lo que esto significa en nuestra vida cotidiana

LA VIDA COMO MAESTRA

¿Qué sentido tiene lo que nos pasa? ¿Por qué nos pasa sólo a nosotros? ¿Acaso somos mejores o peores que los demás? Si alguna vez has sentido que todo te sale mal, que te echaron mal de ojo o que tus relaciones son nefastas y tus amigas unas aprovechadas… quizá no sepas todavía como funciona, el mundo de “Alicia en el País de las Maravillas”, es decir nuestro mundo. La vida nos enseña a través de las vivencias y experiencias que tenemos.  Y éstas son creadas por nosotros desde nuestro Ser Interior

 

LA VIDA COMO ESPEJO

Visualiza por un momento tu vida. Imagina que estás sentado en un teatro y frente a ti el escenario. Allí está todo tu mundo, tu vida. Piensa en aquello que tienes y miraló sobre el escenario ¿Tienes trabajo?¿Familia?¿Hijos?¿Estas soltero? ¿Estas casado? ¿Dónde vives? Y un momento más, para pensar en tus amigos, en los que forman parte de tu vida y en aquello que no tienes, que aún no conseguiste y te gustaría tener. Todo lo que ves frente a ti y lo que no ves porque aún no está allí fuera,  es un “espejo” de lo que eres en tu interior. Por eso decimos que somos los creadores de nuestra vida, porque en base a lo que pensamos, creemos y sentimos, proyectamos en el escenario

 

EL MUNDO AL REVES

¿Que todo lo que tengo y no tengo es un espejo de mi interior?¿Que esa amiga que me traicionó vino a enseñarme algo de mi? ¿Que si no encuentro pareja es por mi culpa? ¿Qué si no tengo la vida que soñé es por mi? Si, lo entiendo, debes estar revolcada de la risa o a punto de tirar la revista por los aires. ¡Aguanta un poco! ¡Te aseguro que todo esto es cierto! 

Entender, asumir y aceptar estas afirmaciones supone para nuestra mente, un cambio de enfoque tan definitivo, como poner los pies en el aire y la cabeza en el suelo, de tal forma que veremos el mundo al revés. Pero sólo volteando tu mente (como la imagen del “Colgado” en el Tarot)  entrarás en la visión mágica y curativa de tu vida. Sólo desde esta perspectiva nos hacemos responsables plenamente de lo que tenemos, de lo que aun no conseguimos y de lo que somos en nuestros lados de luz y de sombra

 

EL YO LUZ, EL YO SOMBRA

Como en la “Guerra de las Galaxias”, funcionamos desde la dualidad y nos movemos entre nuestros lados de luz y de sombra. La luz es lo que consideramos “bueno” en nosotros, lo que se ve, de lo que somos conscientes. Lo que dejamos ver de nosotros. En la luz está nuestra personalidad más adaptada a la sociedad, lo que está mejor visto y mejor reconocido. Desde la luz satisfacemos muchos deseos ajenos a nuestra personalidad, para quedar bien, no dar disgustos y ser buenos para ser queridos

En la sombra vive aquello que reprimimos, todos los valores que no podemos reconocernos. En la sombra duerme aquello que es inconsciente a nosotros, el mundo de los sueños, lo prohibido, los tabúes, lo oculto. La sombra, se convierte en nuestro lado malo porque lo rechazamos, lo ocultamos, lo reprimimos y no nos permitimos reconocer

 

¿PORQUE EN LA SOMBRA?

Crecemos evitando enseñar lo que socialmente no está bien visto. Esto no se hace, esto no se siente… Rabia, dolor, miedo, frustración. Nuestra personalidad se divide Y, aunque deberíamos querernos, no lo hacemos. Todos queremos, querernos pero en cambio no nos aceptamos en nuestra totalidad. Sólo aceptamos una parte y la otra sencillamente la escondemos o ni siquiera sabemos que esta ahí.  Lo que escondemos, porque no esta bien visto o consideramos malo, se queda oculto en nosotros. Pero existe, está en nosotros y es una energía que necesita manifestarse. Los demás nos ayudan, como espejos de nosotros mismos a saber que lo que ellos reflejan también es nuestro. A través de sus palabras y de sus actos, podemos aprender más de nosotros

 

¿COMO RECONOCER “UN ESPEJO”?”

Dime lo que te pasa y te diré como eres”

Como en el País de Alicia, partes de nosotros aparecen reflejadas  en nuestra vida como si de un espejo se tratase. Este es el proceso…

 

EN LAS RELACIONES

“Gracias por mostrarme algo de mi mismo”

Aunque ya somos mayorcitas, que levante la mano la que nunca haya tenido un enfrentamiento con su madre. En esos momentos estamos convencidas, en principio de nuestra inocencia, de que llevamos la razón y ella no y de que no tenemos nada que ver con ella. Bien pues, èsto último es la gran equivocación. Aquello que no soporto de ella, de lo que siempre me quejé y rechazo profundamente, también es mío

 

¡HAZ LA PRUEBA!

Ahora ponle el nombre que quieras (si quieres puedes hacer el ejercicio con tu propia madre, una amiga o con cualquier persona con la que hayas discutido) Te irrita ¿su frialdad, su rigidez, cabezonería, su falta de interés, su falsedad, su orgullo, su egocentrismo, su gusto por cotillear, su envidia, sus celos?

DATE CUENTA

 Ahora mira en ti desde la sinceridad más profunda. Y podrás comprobar que son aspectos que también están en ti. Aunque ahora no puedas verlo, quizá alguien te lo haya recriminado alguna vez. Trae a tu memoria momentos en los que hayas podido actuar así

CAMBIA EL ENFOQUE

 Si aquello que has vivido no te altera, no tiene nada que ver contigo, no es una parte en la sombra de ti. Pero si, te enfada, te altera, te indigna, te ofende, te pone nerviosa, lo rechazas, no lo soportas, te encoleriza y te hace gritar… entonces ese aspecto (ponle el nombre que creas) está en ti, aunque de forma inconsciente

EL ESPEJO

 Es como si te miraras en un espejo y no te gustara lo que vieras. Quizá ves, envidia, celos, intolerancia, rigidez, maltrato, falta de autoestima, desvalorización. Es esa parte de ti, que esta en la sombra, es decir de la que no eres consciente. Es aquello que si reconocieras que tienes, haría que no fueras perfecto

 

EN LAS SITUACIONES

“Lo que es dentro es fuera”

Si soy víctima de malos tratos físicos o psicológicos, mi agresor es “un espejo” de una parte de mi. Su violencia es el reflejo de la violencia y maltrato que yo misma tengo hacia mi. Si permito que me maltraten, no me quiero, más bien me desprecio, por lo que siempre aparecerá alguien que sea un espejo de mi propio maltrato

DATE CUENTA

Si crees que es esta tu situación, o si estás viviendo algo que te hace daño, intenta cambiar el enfoque y observar a que parte de ti responde lo que te pasa

CAMBIA EL ENFOQUE

Ve un poco más profundo y traduce la situación en cómo te hace sentir. Si sientes injusticia a tu alrededor, piensa si eres lo suficientemente justa contigo misma. Si te sientes poco valorada o tenida en cuenta en tu trabajo, ¿te valoras? Si tus hijos no te respetan, ¿te respetas?

EL ESPEJO

Siempre viene a mostrarte una parte de ti, que desconocías. ¡Siempre te enseña cosas sobre ti, aunque no te guste!

 

CLAVES PARA LLEGAR A TI

Hay mucha información relevante sobre ti, en las relaciones y situaciones de tu vida. ¡Sólo tienes que estar atenta y aprender a interpretarlas!

Pero antes de nada es importante seguir estas recomendaciones:

 

  •        ABANDONA EL JUICIO a los demás y aprovecha la situación para saber lo que no anda bien en tu vida
  •        PON TU VIDA DEL REVES Y se capaz de ver una misma situación bajo una nueva luz, para lo que necesitarás un cambio de perspectiva
  •        SE FRANCA contigo misma para superar la resistencia  a esta valiosa forma de conocimiento
  •        DESARROLLA LA JUSTICIA para abandonar la sensación de injusticia sobre tu vida y deja de compararla con la vida de los demás
  •        TOLERANCIA  contigo mismo y los demás como proyección exterior de tu proceso de autoestima y auto-aceptación

 

 

CIRCULO DEL SUFRIMIENTO

  1.    Una persona o una situación aparece en tu vida para hacerte daño. Te critican, tu marido se va con otra, te agreden en la calle, eres acusada de algo injustamente, no puedes con tus hijos, siempre eliges el mismo tipo de hombre, tus amigas no cuentan contigo…
  2.    No sabes por qué tiene que pasarte siempre a ti y caes en la depresión o el victimismo
  3.    Te sientes mal, no entiendes nada y no sabes cómo salir de ello o evitar que vuelva a pasar
  4.    Te recuperas como puedes de la situación y cruzas los dedos para no volver a tener tan mala suerte
  5.    Vuelve a ocurrir, te sientes fatal y esta vez las consecuencias son peores que la última vez

 

CIRCULO DEL AUTO- ESPEJO-CONOCIMIENTO

  1.    Una persona o situación aparece en tu vida para hacerte daño. Te critican, tu marido se va con otra, te agraden en la calle, eres acusada de algo injustamente, no puedes con tus hijos, siempre eliges el mismo tipo de hombre, tus amigas no cuentan contigo…
  2.    Observas como te sientes por ello, ¿derrumbada, engañada, agredida, enjuiciada, desprestigiada, no valorada, desterrada, aislada, no querida?
  3.    Aunque te sientes mal, coges fuerza para mirar en tu interior, para ir un poco más profundo dentro de ti, siendo muy sincera contigo misma
  4.     Le das la vuelta a tu sensación. Me siento engañada ¿Cómo me engaño o engaño a los demás?, me siento no querida, ¿yo me quiero o abro mi corazón a alguien?, me siento criticada, ¿me critico o critico a los demás?, no me  siento respetada, ¿me respeto o respeto a los demás?,me siento abandonada, ¿me tengo a mi o a quien he abandonado?, me siento sola ¿me acompaño a mi, o a quien necesita de mi?, me siento agredida, ¿cómo me maltrato o trato mal a otros?
  5.    Al darte cuenta, nunca más vuelve a ocurrir. Aceptas quien eres, también en tu lado de sombra y como consecuencia, te quieres más
No hay comentarios
Publica un comentario